• Me Encanta (0)
  • Me Divierte (0)
  • Me Asombra (0)
  • Me Entristece (0)
  • Me Enoja (0)
UEFA Champions League

Un inmenso Antoine Griezmann fue la bujía en el triunfo 3-0 del Atlético sobre Brujas

El francés Antoine Griezmann “abrió el marcador en el Atlético Madrid Vs. Brujas, en la segunda fecha del Grupo A de la Champions League”. El delantero, de 27 años, “aprovechó un descuido en la defensa para rematar con la izquierda al ras de la cancha, y dejar sin posibilidades al arquero del equipo belga. El balón ingresó muy cómodamente junto al palo izquierdo del arco rival”, reseña el portal trome.pe.

Por su parte, 20minutos.es refiere que “en un gran escenario como la Champions League, Antoine Griezmann demostró que es un jugador capaz de marcar diferencias. Aunque el Brujas, no era de campanillas, el delantero francés arregló al Atlético de Madrid una noche que amenazaba con torcerse de manera inesperada. Brujas, a priori la Cenicienta del grupo, sorprendió con su buena puesta en escena. Bien plantado, comenzó jugando en campo del Atlético, aunque sin demasiado peligro, y demostró que iba a hacer sudar a los de Simeone, que además tenían demasiado fresco el recuerdo del Qarabag. La primera parte resultó igualada. En ella, el Atlético tuvo fases de buen juego, pero poca continuidad. A Griezmann le costó casi media hora abrir el marcador, embocando un pase a la red entre las piernas de un defensa, lo que sorprendió al portero Letica. Sin embargo, el Brujas dio guerra y empató a los diez minutos con un trallazo soberbio de Groeneweld, un chut lejano que sin embargo cogió curva y superó la estirada de Oblak.

En la segunda parte, el Atlético no se impacientó. Fue teniendo cada vez más balón y fue acumulando llegadas. En el 67, Griezmann sirvió un balón en profundidad a Diego Costa, que esprintó para alcanzarlo y devolver la pared al francés, que volvió a marcar con clase. Con el viento al fin a favor, el Atlético siguió llegando. Simeone había dado un paso adelante con Correa en lugar de Thomas. El argentino dispuso de dos ocasiones muy claras para sellar el partido, especialmente la segunda, mano a mano con Letica, que envió por encima del larguero. En el descuento Koke hizo el 3-1 final. En el origen, de nuevo, Griezmann, que se coló por la izquierda y redondeó su noche.

 

También puede ver: Neymar Júnior con su “hat trick” deslumbra a una estrella opacada en París

Siguenos!