• Me Encanta (0)
  • Me Divierte (0)
  • Me Asombra (0)
  • Me Entristece (0)
  • Me Enoja (0)
Destacada

“El Torpedo” fue el más grande “rompe redes” del Bayern München de los años 70 [VÍDEO]

Gerhard Müller, conocido en el ámbito deportivo como Gerd Müller, nació en Baviera, al sureste de Alemania, el 3 de noviembre de 1945, fue un extraordinario futbolista alemán que se destacó como uno de los mejores delanteros de la historia y uno de los cinco más grandes goleadores de todos los tiempos, a pesar de su constitución física que no revelaba sus innatas condiciones para el deporte rey.

Según la Rec.Sport.Soccer Statistics Foundation, una organización internacional amateur fundada en 1994 dedicada a recolectar estadísticas sobre fútbol, El Torpedo Müller, como fue mundialmente conocido, anotó 701 goles oficiales. Es el goleador histórico de la Bundesliga con 365 goles y, hasta el 2014, fue el máximo goleador en la historia de la Selección Alemana con 68 goles; mientras en Copas Internacionales es uno de los máximos goleadores europeos, con 66 goles anotados en solo 74 partidos.

Resultado de imagen para gerd müller

Su carrera comenzó, no exenta de dificultades, a causa de su “constitución baja y rechoncha para un delantero centro”, en el TSV 1861 Nördlingen, un club juvenil de su ciudad natal. Su estatura de 1,76 m y su peso de 75 kg, aunados a sus piernas cortas, no le hicieron ganarse la confianza de su entrenador; aunque su sorprendente fuerza y carácter en extremo ofensivo se encargaron de disipar las dudas y resquemores iniciales. Para 1964, el joven Müller, con 19 años, arribó al Fußball-Club Bayern München, donde se juntó a dos estrellas en potencia de las dimensiones de Franz Beckenbauer y Sepp Maier.

Con este trío, el Bayern de Múnich se convertiría “en el club alemán más exitoso en la historia de la Regionalliga Süd (Liga Regional Sur), que en esa época estaba por debajo de la Bundesliga.

En la siguiente temporada, el Bayern München logró ascender a la Bundesliga y logró una larga cadena de éxitos. Müller, por su parte acaparó gran cantidad de títulos en las décadas de 1960 y 1970, incluyendo tres Copa de Campeones de Europa (actual Champions League) en 1974, 1975 y 1976. Durante su permanencia en el club, Gerd marcó la notable cantidad de 582 goles y, de ellos, 66 fueron en sus 74 apariciones en copas internacionales, lo que es todo un récord, marcando la extraordinaria suma de 650 goles oficiales.

En 1970, con 38 goles, y en 1972, con 40, obtuvo la Bota de Oro de Europa. También se llevó el Botín de Oro en la Copa Mundial de Fútbol de 1970, con 10 goles, y el Balón de Oro al Mejor Jugador Europeo de ese año. En 1972 fue el Máximo Goleador de la Eurocopa con 4 goles, y adicionalmente fue siete veces goleador de la Bundesliga y cuatro veces goleador de la Copa de Europa. Por si fuera poco, en ese año estableció el récord de mayor cantidad de goles marcados en un año natural, con 85; récord que se mantuvo durante 40 años, y solo superado por Lionel Messi, con 91 goles, en 2012.

Por si le faltaba algo a su palmarés, fue Campeón de Europa en la Eurocopa 1972, con la Selección de Fútbol de Alemania Federal, y Campeón del Mundo en la Copa Mundial de Fútbol de 1974, celebrada en Alemania Occidental, entre el 13 de junio y el 7 de julio.

Resultado de imagen para gerd müllerCUALIDADES DE EL BOMBARDERO DE LA NACIÓN

Según sus biógrafos y seguidores, Müller era un jugador inteligente, oportunista y devastador. Vivía en el área y tenía un impecable sentido de la colocación. Sus compañeros sabían que si centraban el balón al área él estaría allí. Demoledor en el juego aéreo, era tremendamente eficaz con los dos pies. El Torpedo no era muy alto, era rechoncho y de aspecto no especialmente rápido. Pero tenía una aceleración letal en distancias cortas, un juego aéreo notable y un extraño instinto goleador. Sus piernas cortas le daban un curioso ‘centro de gravedad bajo’, por lo que podía darse la vuelta rápidamente y con perfecto equilibrio en espacios pequeños a una velocidad que causaba que los defensores se cayeran y no pudieran quitarle la pelota. Si bien no era un gran regateador, con esta habilidad de tener arranques explosivos hacia el arco se sacaba fácilmente las marcas de encima él solo, fabricándose el espacio para anotar. Además, tenía el don de marcar en situaciones de poca probabilidad. Sin duda, ha sido uno de los más grandes goleadores de la historia del fútbol.

SU SALIDA DEL BAYERN MÜNCHEN

Después de romper récords en Alemania, Europa y en dos Copas del Mundo, Gerd Müller dejó a su amado Bayern en 1979 para probar suerte en la emergente Liga de los Estados Unidos, la NASL, fichando para el Fort Lauderdale Strikers, donde estuvo tres temporadas haciendo lo que mejor sabía: marcar goles. Un total de 40 en 80 partidos.

Finalmente, con cifras impactantes, como haber marcado 650 goles en torneos oficiales, y un cúmulo de éxitos en el fútbol nacional e internacional, decidió “colgar los botines” en 1982.

UNA MEMORIA LIMITADA

El 6 de octubre del 2015, a través de un comunicado, el Bayern confirmó que su legendario goleador sufría Alzheimer. Según datos aportados por su esposa, desde 2017 se encuentra recluido en un hogar para ancianos, donde adelantan una nueva fisioterapia con la que intentan estimularle el sistema nervioso.

 

 

VÍDEO CORTESÍA DE BARBOSA FÚTBOL VIDEOS Y YOUTUBE:

También puede ver: AFA presentará solicitud ante CONMEBOL para conocer las comunicaciones del VAR

Siguenos!