Messi
  • Me Encanta (0)
  • Me Divierte (0)
  • Me Asombra (0)
  • Me Entristece (0)
  • Me Enoja (0)
Fútbol

El Barcelona y Messi dieron un recitar en Londres

El Barcelona sigue abultando sus cifras en la Champions League y lo hizo este miércoles en el escenario en el cual ganó su primera Liga de Campeones.

Coutinho abrió el marcador. Messi se inventó un pase de los suyos, de esos que parecen llevar las coordenadas exactas, para que Jordi Alba cediese al brasileño y marcase a puerta vacía.

En el escenario histórico para el azulgrana, consiguió también un partido digno de ser enmarcado para el recuerdo y sus números fueron redondos, pues fue precisamente en el partido número 300 en Champions en el cual consiguió su gol 600, el cual fue anotado por Ivan Rakitic el autor del 0-2 en Wembley.

El croata anotó una volea con la derecha desde la frontal del área imposible de detener por Hugo Lloris, ante quien perdió la final del Mundial de Rusia. Tras una jugada generada por Leo Messi, Luis Suárez asistió con el pecho a Coutinho, que no ha pudo batir al meta pero que se sacrificó  para habilitar a Rakitic al borde de la media luna.

Leo Messi , el máximo artillero Barça en la Champions se alzó con dos anotaciones este miércoles para abultar sus cifras a 105 dianas.

El argentino, tras dos galopadas excepcionales, se encontró con el poste cuando ya celebraba los goles. En esas, Harry Kane, en una contra y tras una gran jugada, recortó distancias y dio ánimos a sus aficionados.

Messi siempre Messi

Sin embargo, Messi, tras esas dos jugadas en las que no pudo embocar, volvió a poner la distancia de dos goles tras un pase de Jordi Alba que Coutinho y Suárez dejaron pasar y que el argentino empujó al fondo de las mallas.

El 1-3 parecía matar el partido, pero el Tottenham quería resistir y no iba a ceder en su empeño de lograr la remontada. En una jugada aislada, Lamela probó fortuna desde la frontal y la fortuna le sonrió: su chut lo desvió Lenglet y Ter Stegen no pudo parar la pelota.

El equipo de Mauricio Pochettino apretó hasta el final y pudo empatar en una acción de Lucas Moura, pero Lenglet salvó al Barça y en una contra casi en el descuento, Messi, sentenció el choque con el cuarto tanto.

Mira también: La sociedad entre Messi y Jordi Alba que dejó llorando al Tottenham

Siguenos!